OBRAS

GALERIA DE IMAGENES -->

la figura | El objeto | El Bodegón

"Una regadera, un rastrillo olvidado en el campo, un perro al sol, un cementerio miserable, un tullido, una pequeña casa de campo, todo ello puede convertirse en el receptáculo de mi revelación. Cada uno de estos objetos y otros miles parecidos, que la mirada suele pasar por alto con una indiferencia evidente, para mí pueden convertirse de improviso, en un momento cualquiera que yo no puedo provocar de ninguna manera, en una conversación sublime y conmovedora imposible de expresar con palabras, porque todas me parecen pobres” (Hugo Von Hofmannsthal en Carta a Lord Chandos).

Català consigue trasladar el mundo de los objetos, individual o colectivamente, al mundo propio o imaginado por él, lo que desemboca en una libertad interpretativa desbordante, llegando a la conquista del objeto por el espacio y al equilibrio del eje con los elementos envolventes del mismo, y de estos con la sensación espacial reinventada por el Pintor. Dichas conquistas y equilibrios no suponen un desdén del objeto en su función original, ni una utilización del mismo como mero pretexto plástico, manteniéndose el origen y la importancia del mismo como nexo de unión entre los dos mundos, el natural y el recreado por la plástica de Català.

La producción objetual en la trayectoria artística de este pintor mantiene una evolución que va desde las primeras obras de influencia abstracta y expresionista, pasando por tendencias cubistas has llegar al realismo poético de los años ochenta y noventa, desarrollándolo hasta el momento conceptual y desintegrador de las últimas obras.