OBRAS

GALERIA DE IMAGENES -->

El Collage | Fotolitos

Rafael Català a partir de un soporte extraño hasta este momento para la recreación pictórica, la cuatricromía fotográfica. Desechando siempre el más concreto, dejando la base en el equilibrado número de tres plasmaciones, la elaboración de cada una de las partes se encuentra supeditada en cierta medida a las líneas y motivos plasmados en el positivo transparente. A partir de ellos concluye la obra con una serie de toques espontáneos y calculados, diferentes en cada uno de sus segmentos, diferenciando luces, contrastes cromáticos y conceptos.

Català no se sirve de los sistemas fotográficos para plantear una obra como se ha venido haciendo desde finales del siglo XIX, ni siquiera utiliza el soporte fotográfico culminado, la fotografía, para llevar a cabo una técnica mixta tan frecuente en estos tiempos. Él llega más lejos, utilizando una base, ajena a su medio natural, no concluyente ni definitiva en su mundo, para llevar a cabo su obra.

Hay que tener en cuenta que el origen de dichas obras es el cuadro realizado con anterioridad por el pintor, por lo que el mágico triángulo se convierte en una pirámide cuyo vértice, a la vez que procedimiento de partida, es la creación original, haciendo de la misma una disociación de ideas conjugadas en un mismo concepto.